Antes de la reforma de la Ley de Propiedad Horizontal de junio de 2013, no era preceptivo ningún permiso municipal, bastaba que estuviera permitido por los Estatutos de la Comunidad de Propietarios o en su defecto se contara con la autorización unánime de la citada Comunidad.

Y los Registradores de la Propiedad venían inscribiendo las segregaciones o agregaciones de pisos o locales si en el Título constitutivo se facultaba a los comuneros a llevar a cabo dichas actuaciones,  o bien existía previamente ese acuerdo unánime de la Junta de propietarios que permitiese las mismas.

Parece que esto de los abusos bancarios vinculados a la hipoteca no va a parar, incluso aunque los tribunales fallen a favor de los clientes o, como en este caso, que sea el propio Tribunal Supremo quien denuncie públicamente este abuso.

Nos estamos refiriendo a las ejecuciones hipotecarias que la banca inicia en caso de fallecimiento del hipotecado, sin esperar al cobro del seguro de vida que ellos mismos exigieron para dar la hipoteca.

Se trata de reforzar la protección del inversor, ya regulada para la Directiva Europea 2014/65, aumentando la transparencia en la comercialización productos financieros y de inversión.

Se crea la figura de un asesor profesional y se eliminan los incentivos comerciales que las Entidades Financieras ponían a su personal para la colocación de sus productos. Lo que si se permitirá es cobrar directamente unos honorarios al cliente por el asesoramiento recurrente.

Estimado cliente,

Si ha tenido que abonar el impuesto de incremento de valor de los terrenos como consecuencia de una transmisión de un inmueble y ha tenido pérdidas, puede reclamar su devolución al Ayuntamiento correspondiente del ámbito de la Comunidad Autónoma de Madrid, si la autoliquidación o liquidación de dicho impuesto fue girada determinando la base imponible conforme a las normas recogidas en el art. 107, 1 y 2 y art. 110,4º, ambos del TRLRHL.

La Audiencia Provincial de Madrid desestima completamente el recurso presentado por el Real Zaragoza contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia de Madrid que condenó al club a pagar casi 1,2 millones de euros a su ex directivo. Esta sentencia ya de segunda instancia reitera todos y cada uno de los argumentos de la dictada en primera y que condenaba al club sin paliativos.